19 abril, 2024

Chiara fue una niña católica que, a los 16 años se le diagnosticó osteosarcoma, un tipo de cáncer óseo muy doloroso. Chiara sucumbió al cáncer el 7 de octubre de 1990, después de una dura batalla de dos años. Chiara, a los ojos del mundo, no hizo nada grande, pero a la mirada de Dios vivió y murió como una santa, y esa es la más grande hazaña. Nos transmite paz, confianza y fue plena en Dios, en su vida y en su enfermedad, donde ofreció todo por amor a Dios, dando ejemplo a cientos de personas por todo el mundo por su testimonio.

Agregar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Buscadores Mx

Por que creemos que lo común a toda persona es el anhelo profundo en el corazón de amor y plenitud, se busca abrir un espacio de diálogo con personas que tienen creencias, pensamientos o ideologías contrarias y diferentes a la fe católica. Para encontrar lo bueno, verdadero y bello que está en el fondo nuestras diferencias

Nuevos