17 abril, 2024

La conmemoración del Sábado Santo en la Iglesia Católica marca una transición significativa desde el duelo hacia la esperanza, culminando en la celebración más importante del año litúrgico: la Vigilia Pascual. Este día de reflexión y espera está impregnado de profundo simbolismo, que nos recuerda la victoria de Cristo sobre el mal y la muerte.

En las primeras horas del día, mientras el duelo por la Pasión y Muerte del Señor aún se siente, la figura de María, la Madre de Dios, se erige como un faro de fortaleza y esperanza para los fieles. A medida que avanza el día, la oscuridad cede paso a la luz durante la Vigilia Pascual, donde el fuego y el cirio pascual simbolizan la victoria de Cristo sobre las tinieblas.

La liturgia de la Palabra durante la Vigilia Pascual nos lleva a través de la historia de la salvación, desde la Creación hasta la Resurrección, recordando cómo Dios ha intervenido para salvar a su pueblo. Este recorrido incluye la narración del paso del pueblo de Israel por el Mar Rojo, prefigurando la obra redentora de Cristo.

El punto culminante de la Vigilia Pascual llega cuando los fieles renuevan sus promesas bautismales, reafirmando su compromiso con Cristo y su rechazo al mal. Este acto de renovación simboliza la unidad de la Iglesia en la victoria de Cristo sobre el pecado y la muerte, celebrando así la resurrección del Señor y la esperanza que trae consigo. En esta noche sagrada, la comunidad católica se une para celebrar la victoria de nuestro Dios y renovar su fe en el poder transformador de su luz.

Agregar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Manuel García

Fundador y Director de DLR, Ing. Software, Lic. Diseño Gráfico, escritor y habido lector, musico y compositor católico, ex-seminarista. Alguien que cree que la vida hay que disfrutarla en cada momento y aprovechar cada segundo, para al final encontrarse cara a cara con Dios.

Nuevos