29 febrero, 2024

La devoción a la Virgen María del Carmen se remonta a los orígenes de la Orden Carmelita, cuyos primeros hermanos se reunieron a finales del siglo XII en el Monte Carmelo en Tierra Santa alrededor de la fuente del profeta Elías. En la cima de este monte los ermitaños construyeron un oratorio dedicado a la Madre de Dios para honrar su memoria y vida. Muy pronto, la Orden extendió esta devoción a todo el mundo cristiano, invocando a María como Madre, Hermana y Estrella del Mar.

Agregar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mariel

Nuevos