28 enero, 2023

San Agustín, obispo de Canterbury, en Inglaterra, fue enviado junto con otros monjes por el Papa San Gregorio I Magno para predicar la palabra de Dios a los anglos. Fue acogido de buen grado por el rey Etelberto de Kent, e imitando la vida apostólica de la primitiva Iglesia, convirtió al mismo rey y a muchos otros a la fe cristiana y estableció algunas sedes episcopales en esta tierra, muriendo a comienzos del año 600.

Agregar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mariel

Nuevos