30 noviembre, 2022


Nació en España, en el año 1400. Fue admitido como religioso franciscano y pese a que había hecho muy pocos estudios, era muy iluminado para dar respuestas en temas espirituales sobre todo en los más difíciles.
Fue enviado como misionero a las Islas Canarias y allá logró la conversión de muchos paganos y no permitió que los colonos esclavizaran a los nativos. Por tales labores apostólicas, sus superiores lo nombraron Superior de la comunidad, siendo San Diego tan sólo un hermano lego, que sin embargo desempeñó a cabalidad dicha función.
Los últimos años de su vida pasaba días enteros dedicados a la oración y al ver un crucifijo quedaba en éxtasis. Su amor por la Virgen Santísima era inmenso y untaba a los enfermos con un poco de aceite de la lámpara del altar de la Virgen, y éstos se curaban.
Murió el 12 de noviembre del año 1463. En su sepulcro se obraron muchos milagros. Fue canonizado en 1588.


Fuente ACI Prensa

Agregar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Desde las Redes

Desde las Redes es un portal católico dedicado a la Evangelización digital. Somos un equipo de profesionales poniendo nuestros dones al servicio de la Iglesia. Lancemos las redes y compartamos la fe.

Nuevos