24 septiembre, 2022

San Fidel de Sigmaringen, presbítero y mártir, el cual, siendo abogado, decidió entrar en la Orden de los Hermanos Menores Capuchinos, llevando una vida observante de vigilias y oraciones. Asiduo en la predicación de la Palabra de Dios, fue enviado a la región de Recia para consolidar la verdadera doctrina, y en Sevis, de Suiza, fue martirizado por los herejes a causa de la fe católica. San Fidel nunca vaciló en su fe y veía el martirio como una preferencia de Nuestro Señor. Murió en 1622.

Agregar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Mariel

Nuevos