22 febrero, 2024

San Marcos Ji Tianxiang fue un cristiano respetable, criado en una familia cristiana de la China del siglo XIX. Era el líder de una comunidad cristiana, un médico pudiente que ayudaba gratis a los pobres. Sin embargo, se enfermó de un agresivo mal de estómago y se lo trataba consumiendo opio (una droga muy adictiva). Después de un tiempo no pudo vencer su adicción y ya no se pudo confesar ni comulgar, viviendo así 30 años, y durante 30 años rezó, yendo también a misa diaria, por morir mártir, pues creía que era la única forma en que podía ser salvado. En 1900 le llegó su oportunidad. Fue encarcelado y martirizado junto a su familia.

San Marcos Ji Tianxiang da un bello testimonio de la gracia de Dios que obra constantemente de las formas más discretas, un relato de la capacidad de Dios para hacer grandes santos de entre los más improbables de nosotros, una declaración de la gracia vertida sobre aquellos que permanecen fieles cuando parece que incluso la Iglesia misma los aleja.

Agregar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Buscadores Mx

Por que creemos que lo común a toda persona es el anhelo profundo en el corazón de amor y plenitud, se busca abrir un espacio de diálogo con personas que tienen creencias, pensamientos o ideologías contrarias y diferentes a la fe católica. Para encontrar lo bueno, verdadero y bello que está en el fondo nuestras diferencias

Nuevos