17 abril, 2024

San Maximino de Tréveris, cuyo nacimiento tuvo lugar en el siglo IV en la región de Poitiers, es un destacado santo de la Iglesia Católica. Desde temprana edad, mostró una gran devoción y, guiado por su fervor religioso, buscó las enseñanzas del obispo Agricio de Tréveris. Este reconocido prelado no tardó en percibir la lucidez intelectual y el profundo amor a la doctrina católica que emanaban de Maximino, lo que llevó a consagrarlo como sacerdote. En poco tiempo, Maximino demostró grandes avances en su labor eclesiástica.

Sin embargo, la Iglesia de aquel entonces se veía perturbada por el arrianismo, una doctrina herética que negaba la unidad y consustancialidad de las tres personas de la Santísima Trinidad. Ante esta amenaza, Atanasio, obispo de Alejandría, se erigió como defensor de la ortodoxia. En medio de esta lucha, Maximino recibió a Atanasio y al obispo Pablo de Constantinopla, ambos desterrados debido a la influencia de los herejes.

Durante el concilio de Milán en el año 345, Maximino participó activamente en la condena nuevamente de los arrianos, liderados por Eusebio de Nicomedia. Reconociendo la necesidad de un nuevo concilio ecuménico para cimentar la paz en la Iglesia, propuso la idea al emperador Constante, quien aceptó y coordinó su realización en la ciudad de Sárdica (actualmente Sofía, capital de Bulgaria).

Los arrianos intentaron ganarse al emperador y justificar su persecución a Atanasio, pero Maximino advirtió a Constante, defendiendo así al obispo inocente y logrando su reinstauración. Regresando a su sede en Tréveris, Maximino se dedicó a atender las necesidades de su comunidad, brindando ayuda y asistencia a los más necesitados. Aunque visitó a su familia en Poitiers, falleció poco después en esa ciudad en el año 349. La fecha de hoy conmemora la traslación de sus reliquias a Tréveris.

Agregar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Desde las Redes

Desde las Redes es un portal católico dedicado a la Evangelización digital. Somos un equipo de profesionales poniendo nuestros dones al servicio de la Iglesia. Lancemos las redes y compartamos la fe.

Nuevos