24 septiembre, 2022

En Cesarea de Palestina, San Procopio, mártir en tiempo del emperador Diocleciano, fue conducido desde la ciudad de Scytópolis a Cesarea, donde, por manifestar audazmente su fe, fue inmediatamente decapitado por el juez Fabiano. Procopio sirvió de ejemplo para muchos otros mártires y cristianos perseguidos.

Agregar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Mariel

Nuevos