21 junio, 2024

Santa Juana de Arco, también conocida como Juana de Arco o la Doncella de Orleans, es una figura icónica de la historia medieval. Nacida en una familia campesina en Domrémy, Francia, en 1412, Juana creció en un período tumultuoso marcado por la Guerra de los Cien Años entre Francia e Inglaterra.

Desde una temprana edad, Juana afirmó haber recibido visiones y voces divinas que le revelaban su misión de liberar a Francia del dominio inglés. Inspirada por su fe y convicción, a los 17 años decidió vestirse como un hombre y unirse al ejército francés.

A pesar de la incredulidad inicial de muchos, Juana demostró ser una líder valiente y estratégica. Bajo su influencia, las fuerzas francesas lograron importantes victorias en batallas clave, incluida la histórica liberación de la ciudad de Orleans.

Sin embargo, la valentía y el éxito de Juana despertaron la envidia y la desconfianza de aquellos en posiciones de poder. Fue capturada por los aliados ingleses y sometida a un juicio injusto, acusada de herejía y brujería. A pesar de su defensa apasionada y el testimonio de su santidad, fue condenada a muerte y quemada en la hoguera en 1431, a la edad de 19 años.

El legado de Santa Juana de Arco trasciende su corta vida. Su valentía, fe inquebrantable y dedicación a una causa justa la convierten en un símbolo de coraje y resistencia. Fue canonizada como santa por la Iglesia Católica en 1920 y es considerada la patrona de Francia y de los soldados.

Agregar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Desde las Redes

Desde las Redes es un portal católico dedicado a la Evangelización digital. Somos un equipo de profesionales poniendo nuestros dones al servicio de la Iglesia. Lancemos las redes y compartamos la fe.

Nuevos