30 noviembre, 2022

Canonizada por San Juan Pablo II, Santa Rafqa fue una monja libanesa maronita, también conocida como “Lirio del Líbano”, quien pidió a Cristo poderse unir a su pasión a través de la enfermedad. Perseveró en la regla de su orden hasta el final de sus días siendo ejemplo de la entrega total a Nuestro Señor, fue llamada a la casa del padre el 23 de marzo de 1914.

Agregar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mariel

Nuevos