28 septiembre, 2022

Conocida como la “abogada de las causas imposibles”, Santa Rita de Casia nació en 1381, siendo la Edad Media el espacio temporal en el que insertó su vida para dar testimonio del Amor de Dios. Su vida estuvo siempre acompañada de detalles divinos que al mundo contemporáneo podrían parecerle lejanos, controversiales e -incluso- inverosímiles. Pero, más allá de estas sorpresas sobrenaturales, conviene enfocar el lente en la manera en la que Santa Rita supo corresponder a Dios en cada una de las circunstancias de su vida: como hija, esposa, madre y consagrada. De ahí que a pesar de los seis siglos y medio que nos separan de su paso por la Tierra, continúe siendo un referente para quienes luchan apasionadamente por la santificación del mundo y la salvación de las almas.

Agregar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Mariel

Nuevos