29 febrero, 2024

La Iglesia Católica quiere comenzar el año pidiendo la protección de la Santísima Virgen María, la Madre de Dios. Es esta la fiesta mariana más antigua y el primer dogma mariano establecido en el Concilio de Éfeso. Por ser Madre de la Iglesia, la María es también Madre de cada uno de nosotros, que somos miembros del Cuerpo Místico de Cristo. Desde la cruz Jesús encomendó a su Madre a cada uno de sus discípulos. San Juan concluye el breve y sugestivo relato con las palabras: “y desde aquella hora el discípulo la acogió en su casa”. La acogió en su propia realidad, en su propio ser. Este aceptarla en la propia vida es testamento del Señor. María es Madre Dios, quien la acogió, y también madre nuestra, por lo que debemos acogerla también en nuestras vidas.

Agregar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Buscadores Mx

Por que creemos que lo común a toda persona es el anhelo profundo en el corazón de amor y plenitud, se busca abrir un espacio de diálogo con personas que tienen creencias, pensamientos o ideologías contrarias y diferentes a la fe católica. Para encontrar lo bueno, verdadero y bello que está en el fondo nuestras diferencias

Nuevos