30 noviembre, 2022

En Dublín, Irlanda, el Beato John Sullivan, críado en la fe protestante, fue un hombre con un futuro prometedor como abogado, pero después de conocer a Cristo en la Iglesia Católica, a sus 35 años lo dejó todo por seguirlo. Su vida, a pesar de ser profesor en una Universidad, fue mayormente contemplativa: rezando frente al Santísimo Sacramento, en su cuarto el Rosario y caminando por la ciudad visitando a los enfermos y orando por ellos.

Agregar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mariel

Nuevos