17 abril, 2024

Nació en Flándes hacia 1040. En su juventud, se distinguió en los ejércitos de Roberto y Enrique I de Francia.
Uno de sus primeros acercamientos con la cerveza se remonta a su época militar en la que, consciente de sus propiedades nutricionales, repartió cerveza entre sus hombres durante una batalla para regenerar sus fuerzas.

Pero Dios le llamó a una batalla más noble, por lo que decidió responder al llamado consagrando su vida al sevicio de los hombres. Ingresó entonces al monasterio de San Medardo de Soissons. Después de ejercitarse en la virtud, con la ayuda de la vida comunitaria, se enclaustró en una estrecha celda en la más estricta soledad, entregándose a la oración y la penitencia.

Fue nombrado abad del monasterio y en 1081, un concilio le eligió obispo de Soissons. Fue el pionero en descubrir los efectos beneficiosos del consumo moderado de cerveza, y se le atribuyen milagros como la multiplicación de barriles de esta bebida. Se le atribuye además la constante predicación sobre el “beber cerveza como un salvavidas” ya que en su tiempo, el Santo se percató de que el agua estaba contaminada y era el motivo principal por el que la población se contagiaba de peste. Por lo cual, y debido al proceso de fabricación de la cerveza, en donde el agua queda libre de bacterias tras hervirse. Recomendó constantemente a sus fieles de que siguieran los pasos de los clérigos: consumir cerveza como sustitutivo del agua infectada. De esta forma, evitaba, tanto la propagación de la epidemia como la deshidratación de sus fieles.

Más tarde, renunció a su cargo y fundó un monasterio en Aldenburgo, en Flándes, donde murió en 1087. En un sínodo que tuvo lugar en Beauvais en 1120, el obispo que ocupaba entonces la sede de Soissons presentó una biografía de San Arnulfo a la asamblea y pidió que su cuerpo fuese trasladado a la iglesia. Finalmente, así se hizo.

Agregar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Desde las Redes

Desde las Redes es un portal católico dedicado a la Evangelización digital. Somos un equipo de profesionales poniendo nuestros dones al servicio de la Iglesia. Lancemos las redes y compartamos la fe.

Nuevos