9 diciembre, 2022

En Italia en el siglo XVIII, san Juan José de la Cruz, fue un presbítero franciscano que se caracterizó toda su vida por su vida virtuosa y vivida solo para Dios y a los demás. Su devoción a la Virgen María fue muy grande desde pequeño y la consideró siempre su madre. Vivió de gracias extraordinarias y a sus hermanos les transmitió la obediencia a Dios por amor.

Agregar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mariel

Nuevos