28 septiembre, 2022

San Longinos fue el soldado romano que traspasó a Jesús con su lanza, brotando sobre él la sangre y el agua de Nuestro Señor, exclamando así “Verdaderamente, este era Hijo de Dios”. Según la tradición, San Longinos se convirtió y murió decapitado. En este episodio unimos la vida del este Santo, quien traspasó el cuerpo y corazón de Jesús, con uno de los milagros eucarísticos más estudiados de la historia, que suscitó en el lugar de origen del santo.

Agregar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Mariel

Nuevos