9 diciembre, 2022

En el año 900 Celanova, de Galicia, en España, san Rosendo, antes obispo de Dumio, fue un monje que, en plena humildad, obedeció y vivió en como el último de todos, pese a su gran fama de santidad. Transmitió a Cristo en todo lo que hacía por su profunda unidad con Él.

Agregar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mariel

Nuevos