28 septiembre, 2022

Estos primeros santos mártires fueron acusados de haber causado el incendio de Roma en el año 64, por haber desobedecido a los dioses. Por orden el emperador Nerón, unos fueron asesinados después de crueles tormentos, otros cubiertos con pieles de fieras y entregado a perros rabiosos, y los demás, tras clavados en cruces, fueron quemados para que alumbrasen la oscuridad de la noche. Eran todos discípulos de los Apóstoles y fueron las primicias del martirio que la Iglesia de Roma presentó al Señor.

Agregar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Mariel

Nuevos