28 septiembre, 2022

Santa Teresa del Niño Jesús y la Santa Faz es, con seguridad, “la santa más grande de los tiempos modernos”. Esta joven carmelita descalza francesa caminó por vías de confianza y amor sobrenatural, aunque siempre escondida bajo la apariencia de la más pequeña, la última, de la que no había mucho que decir pero que por dentro era todo un cántico de alabanzas a la paternidad y la misericordia de Dios. Al morir tuberculosa, con tan sólo 24 años, pocos se imaginarían que aquella religiosa sencilla y de sonrisa limpia se convertiría en una de las figuras más prominentes de la historia de la espiritualidad cristiana. Canonizada en 1925, fue declarada patrona universal de las misiones en 1927, co-patrona de Francia en 1944, y en 1997 la Iglesia le concedió el birrete doctoral, siendo la tercera mujer en ser declarada Doctora de la Iglesia.

Agregar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Mariel

Nuevos